Cine de Cero Presupuesto

Sonido directo para el filmmaker Ninja

El sonido es uno de los aspectos más importantes y también el más ignorado en muchas producciones de bajo presupuesto. El público puede perdonar una mala imagen, pero un mal sonido es inmediatamente una señal de poco profesionalismo. Pero cómo obtener un sonido aceptable para tus películas de cero presupuesto?

Obtener un buen sonido directo para tu película de cero presupuesto no es nada difícil, pero hay ciertos equipos y parámetros que debes saber para poder sacarle el mejor provecho posible a tus recursos.

Lo primero que tienes que asumir, es que así como necesitas a alguien para operar las cámaras en tu rodaje, vas a necesitar a una persona dedicada al grabar el sonido directo. 

Es posible que decidas operar la cámara tú mismo, pero es muy improbable que puedas a la vez capturar un sonido de calidad, así que esto es algo y alguien en lo que no deberías ahorrar en lo absoluto. Sin embargo, existen equipos que pueden ofrecerte una gran calidad por muy poco dinero.

Sin embargo, es posible que la persona que consigas para encargarse de tu sonido directo, ya tenga su propio equipo o tenga acceso a él. Pero en caso de que tengas que encargarte tu mismo del sonido o conseguir el equipo necesario, estas son algunas recomendaciones a tomar en cuenta.

El primer eslabón en la cadena de grabación de sonido directo es el micrófono. Este es el elemento que va a capturar la energía acústica producido por el diálogo de tus actores o los sonidos de ambiente de tu escena y convertirlo en energía eléctrica, ya sea por medio de condensadores o membranas mecánicas. Esta energía eléctrica es entonces transportada por cables o inalámbricamente al grabador de sonido.

De modo que a lo primero que tienes que prestar atención es al micrófono a utilizar.

Para esto tienes varias opciones que va a depender del tipo de escena, las condiciones de grabación y el tipo de sonido que quieras capturar.

Por lo general, lo que vemos en los rodajes, son los llamados micrófonos hiper-direccionales que son montados en una caña larga para poder acercarlo lo más posible a la fuente emisora de sonido, ya sea un actor o un objeto. Esto es lo que llamamos Boom y es la mejor forma de capturar el diálogo de tus actores.

Una marca popular de micrófonos de este tipo es Sennheiser. Y un modelo muy utilizado es el MKH 416. Este es un micrófono que puede llegar a costarte alrededor de los $1000, lo cual puede que esté fuera de tu alcance, pero puedes considerar alquilarlo en lugar de comprarlo.

Sin embargo, para el cineaste de cero presupuesto o cineasta Ninja, existe la marca Rode, que fabrica micrófonos de una aceptable calidad por precios razonables. 

Tenemos entonces el Rode NTG2 para utilizarlo en un Boom o la popular línea Rode VideoMic para rodajes más rápidos y portátiles que pueden conectarse directamente a la cámara. 

Para rodajes mucho más guerrilla y en los cuales queremos pasar desapercibidos o tener un poco más de flexibilidad en cuanto los movimientos de los actores, sobretodo si están improvisando, quizás no sea posible utilizar un Boom y tendrás que acudir a micrófonos inalámbricos de solapa o balita. 

Estos son micrófonos diminutos que como su nombre lo indica son ajustados o adheridos a la solapa de una persona con un clip o un adhesivo especial y por lo general están escondidos debajo de la camisa o una chaqueta. Como están muy cerca de la boca del actor, pueden capturar un sonido bastante claro y sin mucho ruido de fondo.

Sin embargo la calidad sonora va a ser inferior a la producida por un micrófono de escopeta o Boom y a veces es solo utilizado como Backup o complemento a este.

También tienes que tomar en cuenta que ya que estos micrófonos están conectados a un transmisor que transmite la señal inalámbricamente por medio de una señal radial a un receptor que se conecta al grabador de sonido, es posible que puedas captar interferencias poriducidas por otros dispositivos que emiten señales radiales o aéreas como teléfonos celulares.

O si los actores se alejan demasiado de los receptores, puedes perder la señal y producir ruidos desagradables. Por lo que debes planificar bien cómo y en qué condiciones utilizar este tipo de micrófonos.

Sennheiser es también una marca conocida en este tipo de sistemas, por ejemplo con el modelo EW112P, aunque una opción de mucha mejor calidad son los micrófonos Sanken en combinación con los transmiores y receptores de Audio Limited A-10, pero por supuesto con un precio mucho mayor.

Otra opción popular dentro de los cineastas y videógrafos Nina son los mismos Rode, con sus modelos  de la línea Rode Go.

El segundo eslabón de la cadena es el dispositivo de grabación de sonido.

Esto puede tener un mezclador y grabador por separado, pero lo más común es tener el mezclador y grabador de sonido integrado en un mismo aparato, en el que puedes grabar distintas fuentes de sonido independientemente en canales separados que pueden ser manipulados en la post-producción independientemente. 

Uno de los grabadores más utilizados en rodajes independientes es el Sound Devices 788T que te ofrece 8 canales de sonidos independientes con distintas funciones de grabación. Es un modelo ya descontinuado, por lo que quizás puedas encontrarlo a un buen precio usado o alquilarlo por poco dinero. Los modelos actuales profesionales son el 888 o Scorpio, pero estos son aparatos profesionales que rondan los $10.000, por lo que probablemente estén fuera de tu alcance como cineasta independiente.

Una buena opción a un presupuesto aceptable es, de la misma Sound Devices, la línea MixPre, que sería el punto de entrada dentro del rango profesional.

Las opciones más populares para lo los llamados rodajes run and gun on de bajo prespuesto son los grabadores de la marca Zoom, siendo el Zoom H4N uno de los más populares, pero hay que tomar en cuenta que estos grabadores menos profesionales inducen una cierta cantidad de ruido y carecen de funciones que los grabadores profesionales te ofrecen, como por ejemplo la capacidad de generar código de tiempo digital, lo cual hará la sincronización de audio con video mucho más fácil y rápida en la post-producción.

El Zoom F6 puede ofrecerte alguna de estas funciones por un poco más de dinero sin llegar al nivel de los Sound Devices. 

En todo caso, siempre es recomendable utilizar una claqueta o por lo menos algún tipo de referencia sonora y visual para poder sincronizar la imagen con sonido posteriormente.

Espero que con estas recomendaciones tengas una mejor idea de cómo planificar la grabación de sonido de tu próxima película, aunque sea para que entiendas y negocies a tu sonidista cuando comiencen a planificar el rodaje y las mejores opciones para capturar el mejor sonido posible con tu presupuesto disponible.

Nos vemos en el próximo video y no dejes de soñar a 24 cuadros por segundo.

Equipo para sonido directo: https://kit.co/xagudo/sonido-directo

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.