Post-producción

¿Cuál es el trabajo de un EDITOR de CINE?

El editor es la persona que arma el rompecabezas final de la película con las piezas que fueron rodadas durante el proceso de post-producción. Pero qué hace realmente un editor?

Hola soy Xavier Agudo y esto es MiPEC, donde aprendemos a hacer películas y a utilizar la tecnología para la creación de contenido audiovisual. Te invito a que te suscribas para que no te pierdas ningún video.

La edición es una de las etapas más interesantes dentro del proceso de realización audiovisual. Además es una de las más importantes, ya que es justamente esta actividad, el montaje, lo que diferencia al cine de todas las artes.

Es en la edición donde se re-escribe por tercera vez tu película, donde puedes corregir errores del rodaje, donde puedes mejorar las actuaciones de tus actores combinando tomas y a veces parlamentos individuales con cortes que hagan fluir la escena.

Es una actividad que requiere de mucho conocimiento dramatúrgico, junto con un gran conocimiento técnico. 

El editor tiene que conocer perfectamente el lenguaje cinematográfico para crear significados y emociones a través de la yuxtaposición de imágenes.

Va trabajando en base al guión escrito y los reportes del rodaje, junto con la guía del director.

Lo primero que tiene que hacer es visualizar todo el material rodado o rushes y hacer notas de momentos, tomas o actuaciones que son interesantes y adecuadas para la historia.

Después de que el asistente de edición haya sincronizado el material con el sonido y lo haya organizado todo según las notas del rodaje y el guión, el editor puede comenzar a montar bloques de escenas hasta llegar a lo que se conoce como edición cruda o “rough cut”.

Puede ir probando variaciones de estas escenas utilizando distintas tomas o jugando con el ritmo de ellas. Intercalando o experimentando con distintos tipos de planos, prestando atención a ciertas reglas gramaticales del audiovisual, como lo son el eje o la línea de 180º, así como la continuidad, es decir que de un corte a otro se mantenga una acción continua para no distraer al espectador, así como elegir en qué momento y en qué plano revelar información al mostrar un plano general para mostrar donde está localizada la escena y luego entrar a planos más cercanos para entrar en la acción o diálogo de la escena.

Paralelamente, los editores suelen también trabajar con música temporal, así como con efectos sonoros para darle más sentido a sus cortes de imagen. También la edición cruda de los diálogos y algunas transiciones que suavicen los cortes. Sin embargo, todo esto será ejecutado de forma más limpia por el editor de sonido, pero un buen editor suele dejar el sonido lo más limpio posible utilizando las mismas herramientas narrativas que utiliza para la imagen. 

Los cortes deben llevar un ritmo que está dictado por el género y tono que se le quiera dar a la narración. Suelen usarse técnicas para dar sentido de continuidad utilizando lo que se conoce como cortes L o cortes J en los que escuchamos el sonido de un plano siguiente antes de que veamos la imagen a la que corresponde o viceversa. Esto crea en el subconsciente del espectador una expectativa de lo que está por ver, sin tener que verlo todavía, lo cual crea una cohesión del flujo de la historia.

Asimismo puede elegir utilizar transiciones como disolvencias para dar la sensación del paso del tiempo o de lugar. También puede que haga bocetos de gráficos o efectos visuales que posteriormente serán finalizados de forma más específica por los departamentos gráficos o de efectos visuales.

Normalmente el editor trabaja con lo que se llaman proxies, que no es sino una versión comprimida del material bruto original de alta resolución.

Esto se hace para que las estaciones de trabajo puedan manejar con mejor fluidez el material sin tener que tener una máquina poderosa que tenga que procesar imágenes de alta resolución.

Esto se conoce como edición offline. Esta edición luego es re enlazada al material original de alta resolución en lo que se conoce como la edición online, que luego es llevada al proceso de Etalonaje y corrección de color.

Una vez que se obtiene una edición cruda satisfactoria, procede a hacer la edición fina. En la que cada corte es minuciosamente ajustado y cada elemento que sobre es cortado definitivamente.

Con la edición fina terminada se llega a lo que se denomina como “Picture Lock”, lo que en  inglés significa algo así como cerrar la imagen y también se le puede decir corte final.

Pero la terminología en inglés da a entender que la imagen ha sido cerrada por lo que no será tocada desde este momento en el que el trabajo de los demás procesos de post-producción, como la edición y mezcla sonora, la finalización de la composición musica, los eventuales efectos visuales y el proceso de etalonaje comienza.

Esto es importante entender, porque si llegara a cambiar algo en la edición, tendría influencia en cada uno de los procesos posteriores que podría resultar en caos y mucho tiempo y dinero desperdiciado.

En mi experiencia el picture lock casi nunca se respeta al 100% y casi siempre hay pequeñas correcciones que tienen que ser reflejadas en cada uno de los procesos posteriores. Pero estas correcciones deberían mantenerse al mínimo y muy puntuales.

Después del cierre de la imagen comienza entonces como he mencionado todo el proceso de post-producción adicional comenzando con la llamada edición online, conformando todo lo que hizo el editor con el material comprimido, esta vez con el material original de alta resolución.

Estaremos hablando de todos los otros procesos de post-producción que vienen después de la edición, por lo que no olvides de suscribirte para que no te pierdas ningún video.

Hasta la próxima y sigue soñando a 24 cuadros por segundo.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.