Guión

¿Cuál es el trabajo de un guionista?


El guionista es el primer eslabón en la cadena de la realización de películas. 

Es la persona (o personas) que pone a rodar todo el proceso y es uno de los miembros del equipo más importantes de la industria.

Pero, ¿cuál es exactamente el trabajo de un guionista de películas?

Bueno, como descubrimos en “¿Qué es un guión cinematográfico?” Básicamente, existen dos tipos de guiones para películas. El Guión original, que es el que surge directamente de la cabeza o imaginación del escritor, o el Guión adaptado, que tiene su origen en otro material, normalmente un Libro.

Dependiendo de qué tipo de guión va a ser escrito, el trabajo del guionista podría ser diferente.

Primero echemos un vistazo a los guiones originales.

Digamos que alguien tiene una idea para una historia, no es necesario que sea el guionista, tal vez haya alguien más que piense en una historia y el guionista la desarrolle en un guión listo para hacer una película.

Pero digamos que es el propio guionista quien tiene una idea para una historia. Esta idea también podría surgir de un reporte de noticias que vio en la televisión o un artículo que leyó en un periódico 

o algo de su propia vida o de la experiencia de otra persona, o simplemente una fantasía de su imaginación.

Esta idea, al principio no tiene forma, estructura, ni formato, pero el guionista puede ver una película completa en su cabeza basada en esa idea.

Entonces su trabajo es tomar esa idea que está flotando en la cabeza de alguien y plasmarla en un papel en un formato y estructura que luego se pueda convertir en una película. 

Este formato y estructura está muy definido en la industria del cine y hay algunas reglas que deben seguirse, aunque, como ya sabrás, a veces las reglas deben romperse. 

En ocasiones, esta idea no es ni siquiera una historia todavía, o algo específico que sucede, pero tal vez puede que sea un personaje interesante que hace las cosas de una manera determinada. En este caso, la historia se desarrolla en torno a las acciones de este personaje y es el trabajo del guionista crear esas acciones para que el personaje las siga y así elaborar una historia interesante.

Hay muchos libros, métodos y teorías sobre cómo se debe escribir un guión. Algunos de ellos proceden de la antigua Grecia cuando Aristóteles propuso que un Drama debía contener 3 actos, y a partir de ahí la estructura de 3 actos ha sido uno de los pilares de la narración, no sólo para el cine, sino para otras formas de arte también. Pero de igual forma existe la estructura de 5 actos, que William Shakespeare, un escritor de teatro británico del siglo XVI, utilizaba en sus historias.

Cada guionista puede tener su forma de desarrollar un guión, pero normalmente su forma de trabajar se dividiría en partes:

Primero, escribirían el plot line o story line, que es solo un resumen de toda la historia sin muchos detalles y no está escrito en ningún formato específico. Simplemente escribe en una hoja de papel la idea básica de la historia. 

A partir de ahí, el guionista puede desarrollar la historia con más detalles y escribir lo que se conoce en la industria como tratamiento.

El tratamiento es toda la historia con mucho más detalle, incluidos todos los personajes y eventos de la historia, pero normalmente no incluye el diálogo, lo que dicen los personajes … 

Para una película de 90 minutos, el tratamiento puede tener alrededor de 20 páginas y si alguien lo lee, sería más como leer un libro o un cuento.

Por último, este tratamiento puede ser desarrollado en el guión final, que contiene todos los detalles de cada acción de la historia y todos los diálogos de los personajes.

Esta vez, el guionista da forma a la escritura en un formato específico y normalmente tendría alrededor de 90 páginas para una película de 90 minutos.

Una vez que el guionista termina su guión en su primera versión se denomina como primer borrador. Pero este primer borrador rara vez es la versión final del guión.

A partir de ahí el guionista, en base a sus propias ideas o comentarios de otras personas, reescribirá el guión, refinando o cambiando acciones, o el orden de lo que sucede o incluso puede borrar personajes enteros. 

Cada reescritura del guión es un nuevo borrador hasta que se llega a un Borrador Final que se entregará a producción.

Pero el proceso de convertir ese primer resumen de una historia en un guión listo para rodar es un trabajo muy duro.

En ocasiones, un guionista puede tener una idea de las cosas que suceden en una historia, pero no tener información de la vida real sobre los detalles. 

Como, por ejemplo, si la historia tiene un personaje que es médico y trabaja en un hospital, es posible que no sepa realmente cómo trabajan los médicos en detalle, qué dicen o cómo se manejan las cosas en un hospital de verdad. 

Entonces tendría que investigar estas cosas en la vida real. Es posible que tenga un médico amigo al que pueda entrevistar para aprender cómo habla o actúa un médico.

O puede pasar un día entero en un hospital sólo observando cómo se manejan las cosas, o leer libros de medicina. 

A esto se le llama investigación para un guión, y es algo que la mayoría de los guionistas hacen con sus historias. Incluso si la historia no tiene nada que ver con la vida real. Pero, por ejemplo, si estás escribiendo un personaje que es un Jedi, puedes investigar esgrimistas y otros deportes de combate para poder adaptar esas acciones a un personaje de fantasía como un Jedi.

Si el guionista está adaptando una historia de un libro, el proceso es similar, pero ya se ha hecho parte del trabajo.

Él ya sabría la historia, los personajes y lo que sucede, pero la dificultad en este caso podría ser la condensación de un libro que puede tomar semanas para leer, en una historia que sólo toma alrededor de 2 horas para ver.

Entonces, el trabajo del guionista en este caso es analizar ese libro e identificar los elementos centrales que son importantes para la historia y volver a escribirlos de una manera que tenga sentido para el lenguaje visual. A veces, cuando lees un libro, el escritor incluye descripciones de cosas o un narrador que te guía a través de la historia, pero el cine es un lenguaje visual y las cosas se muestran en lugar de describirlas en palabras. 

Por lo tanto, el guionista necesita encontrar o crear los elementos visuales de la historia original, para que se convierta en una película interesante y entretenida.

Este es también un trabajo muy duro, no porque el guionista tenga que pensar en una historia de la nada quiere decir que lo tiene más fácil. Es simplemente un tipo de trabajo diferente. 

Y es por eso, que en los Oscar, esas son 2 categorías diferentes para la entrega de premios, uno es el Oscar al mejor guión original y otra para guión adaptado, ya que ambos requieren talentos muy especiales, pero diferentes formas de trabajar. 

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.