Dirección

Lecciones de dirección de Zack Snyder

Zack Snyder, director de películas épicas como 300 y algunas de las más famosas series de DC Comics, estrenó recientemente La Liga de la Justicia en HBO Max.

Muchos no lo consideran un director serio y lo tildan de efectista, pero la verdad es que Snyder ha creado un estilo visual muy característico que ha muchos ha llamado la atención y al público en general le encanta, sobretodo si eres fan de los comics.

De modo que en este post veremos algunas cosas que podemos aprender de las películas de Zack Snyder y el uso del lenguaje cinematográfico.

Una de las cosas que Zack Snyder hace majestuosamente, es traducir al lenguaje cinematográfico los storyboards de sus películas, que no son más que los comics originales en las que se basan.

Para lograr esas imágenes icónicas llenas de color y dinamismo, Zack Snyder utiliza distinas técnicas como el color, el movimiento óptico, curvas de velocidad y por supuesto técnicas de edición.

Como ya mencionamos, Snyder parte siendo lo más fiel posible a los cómics originales, utilizándolos como storyboards que después adapta a su propio estilo visual, pero manteniendo la información gráfica que se presentan en los dibujos originales.

Al partir de un material ya existente, la experimentación en papel es mucho más efectiva y económica, cosa que podemos extrapolar a otro tipo de proyectos en el cual no tenemos ningún material pre-existente si adoptamos la costumbre de hacer Story Boards lo más detalladamente posibles. 

Obviamente no todos somos ilustradores profesionales para crear storyboards a la Frank Miller, pero existen herramientas digitales que podrás utilizar para pre-visualizar tus tomas lo más detalladamente posible. Aquí te dejo un video en donde te presento algunas de estas herramientas.

Ahora, ¿cómo transfieres el dinamismo de un cómic a la pantalla?. 

Snyder utiliza lo que se conoce en inglés como Speed Ramping, lo que en español sería como curvas de velocidad. Esto significa  que la acción de una toma es acelerada o relentada o ambas consecutivamente para producir efectos dramáticos. 

Al hacer uso de esta técnica, Snyder puede provocar el efecto que se produce al leer un cómic en el cual tenemos de un cuadro a otro diferentes tamaños del panel del dibujo y la dinámica de esos paneles que cambian constantemente, todo dentro de una sola toma cinematográfica.

Esto además le otorga una herramienta al director para “dirigir” la atención a la acción de la toma. Al conjugar ralentamientos de la toma con acciones aceleradas, el director de alguna forma “avisa” a la audiencia que algo va a pasar y lo prepara para el dinamismo que viene a continuación. De modo que la voz narrativa del director cobra mucha más importancia.

Otra técnica es la que en inglés se conoce como Snap Zooms, que en español podríamos traducir como Zooms rápidos.

Esto le permite al director enfocar la acción dentro de una misma toma sin necesidad de hacer cortes para cambiar el valor del plano. 

A su vez, produce un dinamismo visual al re-encuadrar ópticamente un plano de forma rápida, lo cual produce una emoción distinta a si el re-encuadre se hiciera físicamente al mover la cámara. 

En este caso estamos cambiando la distancia focal del lente y no la posición de la cámara, lo cual produce un efecto de “realismo” tal como a lo vemos en algunos documentales en donde un evento único que sucede frente a la cámara tan solo puede ser re-encuadrado a través del uso rápido de un zoom.

El resultado de estas técnicas que acabamos de ver, es la necesidad de cortar menos en la edición. 

Debido a que Snyder está creando el dinamismo dentro del plano mismo al acelerarlo, desacelerarlo, y haciendo zooms, todo dentro de una misma toma, la necesidad de crear cortes para evocar este dinamismo es mucho menor.

Es entonces como una escena de batalla, que prácticamente es filmada en una sola toma, incluye diferentes tipos de planos que normalmente en otros estilos serían editados con diferentes tipos de planos para crear el dinamismo entre primeros planos, planos generales, etc. 

Snyder lo logra todo en una sola toma, sin cortes.

Finalmente, el estilo visual de Snyder se apoya fuertemente en el uso del color.

A diferencia del mundo de Marvel, en el cual las películas sitúan a sus superhéroes en el mundo real, basado en el mundo en el que tú y yo vivimos, el mundo de los DC Comics crea atmósferas fantásticas que no intentan asemejar para nada la realidad.

Esto lo logra Snyder al estudiar y elegir minuciosamente la paleta de colores que va a utilizar, no solo para la geografía de la historia, sino para la creación de los personajes.

Vemos entonces colores desaturados que representan una atmósfera desolada y mítica de la geografía de la historia, así como colores intensos y exagerados en los vestuarios y piel de los personajes que los hacen ver a los superhéroes más como dioses que personas normales con superpoderes. 

Esto a la vez produce un contraste entre los personajes y el mundo geográfico y además hace que la película adquiera personalidad propia diferenciándose del cómic original.

La lección para directores es entonces, estudiar psicología del color y cómo su uso crea contenido emocional y significados que narran una historia visualmente.

Ahora que sabes qué técnicas utiliza Zack Snyder para dirigir sus películas, ¿cómo las aplicarías para tus propias historias? 

Déjame en los comentarios si crees que estas técnicas son aplicables para tus proyectos y tu propio estilo visual. 

En todo caso puedes experimentar con ellas para ir creando tu propio estilo e ir aumentando tu paleta de herramientas para contar una historia visualmente.

Nos vemos en la próxima y no olvides de suscribirte en YouTube!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *