Stop Motion

Cómo hacer Stop Motion Profesional con una cámara fotográfica digital

✓ Suscríbete: http://bit.ly/mipecSus

 En los videos anteriores hemos explorado la forma de hacer animaciones de Stop Motion utilizando tu teléfono inteligente y algunas aplicaciones especializadas. Pero para crear animaciones en la mayor calidad y con la mayor libertad creativa posible, lo mejor es utilizar una cámara fotográfica para capturar tus imágenes.

En este tutorial aprenderás a utilizar una cámara fotográfica digital para hacer una animación Stop Motion profesional.

Hola, soy Xavier Agudo y en Mi PEC queremos enseñarte el arte de hacer cine y crear videos con los que puedas comunicarte con el mundo y transmitir tus emociones.

Las grandes películas de Stop Motion utilizan cámaras profesionales para capturar las imágenes individuales que serán animadas posteriormente. Una cámara Réflex o Compacta puede producir hoy en día imágenes de muy alta resolución que podrás manipular en la postproducción de la manera que quieras y producir la mejor calidad posible en tus películas. 

Además podrás utilizar distintos tipos de lentes para diferentes escenas que te permitirán jugar con la profundidad de campo o capturar imágenes en distintos tipos de planos con la mejor calidad posible. 

Pero esto también implica mucha más rigurosidad y habilidades a la hora de crear tus sets, personajes, iluminación, además de las post-producción requerida, que normalmente la aplicación del teléfono se encarga automáticamente.

Para empezar, elige el modo de foto de tu cámara, no el de video, ya que vamos a capturar fotos individuales que animaremos posteriormente.

Elige la máxima resolución que pueda capturar tu cámara. Esto producirá fotos independientes de alta resolución que además ocuparán mayor espacio de memoria, pero permitirán mayor flexibilidad a la hora de manipularlas en post-producción.

Ya que estaremos captando imágenes de mucho mayor resolución, los detalles de tus personajes y elementos del set tienen que ser más perfectos, ya que serán captados con mucha mayor fidelidad y cada imperfección quedará en evidencia. También la iluminación debe ser mucho más precisa y específica para cada escena.

A diferencia de las aplicaciones que usamos en el teléfono inteligente, tú cámara fotográfica no te permitirá superponer la imagen anterior con la imagen actual para orientarte en los movimientos de tus fotogramas clave.

Por lo tanto ó animas tus personajes y objetos ciegamente y revisas las capturas una a una en la misma cámara, o puedes utilizar software especializado que te permite tener las funciones de “papel cebolla” de las aplicaciones del teléfono conectando tu cámara a un computador para visualizar cada fotograma en la pantalla del mismo.

Uno de estos programas es Dragon Frame, utilizado incluso en grandes producciones o el mismo Stop Motion Studio en su versión de escritorio. 

Una vez que hayas capturado todos tus fotogramas individuales en tu cámara, tienes que juntarlos manualmente en el computador con un programa de edición de video o si utilizas Dragon Frame o un programa similar, puedes hacerlo dentro de él mismo.

En cualquiera de las opciones, al final tienes que poner cada fotografía una tras de la otra en una línea de tiempo. Ten en cuenta que tu secuencia tendrá las dimensiones de un video tradicional que bien sea HD (1920 x 1080) o 4K (3840 x 2060) será probablemente menor a la resolución original de tus fotografías individuales, por lo que tendrás que ajustar el tamaño de estas al tamaño de la secuencia de edición.

Esto te permitirá hacer ajustes adicionales en las imágenes sin perder ningún tipo de calidad, ya que podrás hacer zooms digitales o manipular los colores o elementos de la imagen con mayor facilidad. 

Puedes ajustar que cada foto dure un cuadro o más por segundo y ajustar tu velocidad de reproducción a 12 cuadros por segundo ó más ó menos dependiendo de que tan rápido quieras que se mueva tu escena. 

Una vez que tengas cada fotograma individual en tu línea de tiempo puedes ajustar cada uno individualmente o todos en grupo para ajustar color o añadir efectos especiales creados en otras aplicaciones que puedes integrar en tu escena.

En este punto, tu línea de tiempo es como cualquier otro video y puedes manipularlo de igual forma que lo hicieras como cualquier otro clip de video o incluso mezclar escenas de stop motion con otras capturas de video tradicional, poner todo tipo de gráficos y añadir música y audio mucho con mucho más precisión y editar el conjunto de forma como lo harías con cualquier otro formato de video.

Finalmente exportarás tu creación finalizada en la mayor calidad posible y podrás exhibirla incluso en grandes festivales especializados!

Nos encantaría ver tu animación Stop Motion profesional creada con una DSLR o similar. Déjanos los links en los comentarios y no olvides suscribirte para aprender más sobre el arte de hacer cine.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *